Priaranza del Bierzo, Naturaleza Escondida

El margen norte del río Sil se presenta como el lado más oscuro de nuestro complejo barrio. La cercanía del río Sil junto con la proximidad de los Montes Aquilianos y la orientación norte de sus escarpadas pendientes convierten esta zona en un lugar mágico y misterioso, muchas veces desconocido para el visitante.

La orografía nos ofrece así caminos angostos, pendientes inclinadas, barrancas vertiginosas, ahí se esconde Priaranza, municipio histórico con una miscelánea de casas labriegas y caserones señoriales de los que nos sorprende su extensión y vistas.

La zona se ha convertido en un reducto agrícola en el que se disfrutan de huertas, pastos, viñedos de singular belleza. Con extremo minifundio entra las viñas se entremezclan almendros, cerezos, nogales y árboles de diversa índole que ofrecen a sus paisanos frutos para su disfrute en diferentes épocas del año.

Los jóvenes de la zona no han abandonado el cultivo de las tierras de sus ancestros, pero animosos y entusiastas forman parte activa de la sociedad de la cercana urbe ponferradina ejerciendo trabajos en empresas de servicios en la capital berciana. La carretera que vertebra la zona es la antigua carretera de Orense que en dirección a Puente Domingo Flórez adquiere un carácter gallego, que parece indicarnos que pronto vamos a echar de menos nuestra preciosa Comarca.