De Bodegas por Ponferrada

Años ha que las bodegas en Ponferrada han perdido fuelle, míticas eran las rondas por estos establecimientos en los que el chato acompañado de un pincho ensebre eran paseo habitual de los ponferradinos.

Hoy en día hace falta patear un poco la ciudad para poder encontrar alguna de las bodegas aún abiertas. Os dejamos nuestros imprescindibles donde aun podrás disfrutar de algo tan típico berciano como difícil de encontrar.

EL RACIMO

Nuestro amigo Salva lleva una vida sirviendo su propio vino en la bodega El Racimo, un sorprendente local escondido tras la puerta de un garaje en la calle Los Almendros. Interminables partidas de chichimoni (chinos), vino de la casa y mesas corridas donde podrás cenar si llevas tu mismo la comida.

EL PESCADOR

El vino de los Paules, la leche de pantera, chambombo y futbolín. Un clásico de la ronda del casco antiguo donde podrás disfrutar de fotos de época de Ponferrada, así como un muro con fotos más recientes de los habituales. A probar, las exquisitas sopas de ajo de Ana.

LA PETISA
En la calle pregoneros encontramos esta acogedora bodega donde aparte de tu vino o tu cerveza deberas probar el Tumbadios, básico para arrancar escopetado a los siguientes bares o ir caliente para la camita.

BAR VICA
Hay que subir a Otero, así que o coche o un paseito. Una vez pasado el puente Mascarón subimos a Otero donde encontraremos el bar Vica. Terraza con calefación de leña en invierno y descubierta en verano y unas inmejorables vistas de Ponferrada.

Deja un comentario