Wólfram: El Poblado Minero de la Piela llorar

Cerca de parajes tan sugerentes como la Campa dos Lobos o el Barranco del Infierno y al pie de la Peña del Seo encontramos el poblado minero de la Piela, vestigio de un pasado de abundancia en el Bierzo en el que el Wólfram era el oro negro de la comarca e hilo conductor de leyendas, algunas reales, algunas fantásticas.

Leyendas aparte, nos daría para otro artículo, el poblado de la Piela fue construído por los americanos en 1953 para dar alojamiento a los trabajadores de las minas de wólfram. Constaba de 41 viviendas de unos 60 metros cuadrados con dos habitaciones, cocina, despensa, baño con ducha, calefacción, agua caliente y luz eléctrica cuya instalación fue hecha por la empresa ponferradina Electricidad Casero.

¿Qué es el Wólfram? Un metal escaso que se utilizaba para reforzar los blindados durante la Segunda Guerra Mundial (Alemanes) o la guerra de Corea (Americanos). Durante ese tiempo llegó a alcanzar precios desorbitados originando una época de bonanza económica en nuestra comarca (por no mencionar el derroche y despendole en la Ciudad del Dólar).

El poblado funcionó hasta 1957 cuando los americanos, debido al fin de la guerra de Corea, rescindieron el contrato con la empresa Montesur. La mayoría de los trabajadores abandonaron el poblado para trasladarse a otras minas de las cuencas mineras de carbón o en los cotos de hierro Wagner y Vivaldi.

Un poblado para el recuerdo situado en un enclave que bien merece una visita, rico en flora y fauna y envuelto en una pátina de misticismo.

Un comentario

  1. […] a la riqueza de sus montañas ha generado importantes explotaciones como por ejemplo las minas de Wolframio en la Peña del Seo de […]

Deja un comentario